Cuando el camino del orden llegó a mi vida, era Directora de Departamento en una Empresa Multinacional, trabajaba muchas horas y en 2014, cuando nació mi hijo, tuve que contratar a una persona que lo cuidara y realizara las tareas del hogar. Ella llevaba y recogía a mi hijo en la escuela infantil, le preparaba la comida y le llevaba al parque. Al irme de casa él estaba dormido, y al volver, si tenía suerte, conseguía llegar al parque poco antes de que se fueran a casa. Los peores días eran cuando llegaba a casa y él ya estaba dormido.

Mi trabajo estaba bien remunerado, tenía el reconocimiento de mi jefe y compañeros, trabajaba en proyectos interesantes y estaba rodeada de personas que como yo, dedicaban gran parte de su vida al trabajo.

Me siento afortunada de haberlo vivido y ahora me siento aún más afortunada porque mi vida ha cambiado completamente en los últimos años.

En un viaje de trabajo el libro de Marie Kondo “La Magia del Orden” llamó mi atención en una tienda del aeropuerto. A partir de ese momento despertó en mí la semilla del orden.

Como todos sabemos el orden interior se refleja en el exterior, si bien lo contrario también es cierto, el orden exterior conduce al orden interior.

En este camino descubrí que ordenando un hogar se puede poner en orden nuestro interior. En mi caso esto se reflejó en cambios muy significativos en mi vida.

Ordenar tu casa es mucho más que mover objetos, es un proceso en el que te das cuenta de quién eres, qué es lo esencial para ti y qué te hace feliz. A menudo te conecta con aspectos de ti que has dejado olvidados por el camino y son importantes. En ese momento puedes elegir cómo quieres vivir tu vida de aquí en adelante.

Una casa ordenada no significa austera, aburrida, fría o vacía. Una casa en orden está llena de tu energía, de posibilidades, y de objetos que te transmiten alegría. Un hogar no se forma con lo que se supone que debes tener, ni con lo que tienen tus vecinos, familiares, ni amigos.

Un hogar está formado por aquello que hace feliz a tu auténtico YO.

Si quieres poner en orden tu hogar y te gustaría hacerlo en compañía será un honor para mí acompañarte. Soy Coach de Orden y mi trabajo consiste en ayudar a personas que quieren darle un espacio en su vida a aquello que es realmente importante, a través de la organización de sus hogares.

Ahora vivo en una casa más pequeña, trabajo como organizadora profesional y soy infinitamente más feliz.

Eva F Fdez.
Coach de Orden
evamafdez@gmail.com