“Los Guardianes del Espacio son espíritus que habitan en cualquier parte del Globo, incluso en el espacio que ahora está siendo usado por nuestro bloque de viviendas en el medio de cualquier gran ciudad. Son nuestros vecinos energéticos y no físicos. En general, son completamente neutros e indiferentes a la humanidad, ya que por lo normal, al no ser nosotros conscientes de su existencia, ellos no se preocupan demasiado por la nuestra. Pero, si con paciencia y sabiendo de su presencia, uno trata de ganarse su confianza con pequeños gestos (simplemente poniendo por ejemplo un poco de incienso y ofreciéndoselo es como un símbolo de hospitalidad), pueden volverse amistosos, curiosos e incluso llegar a interactuar con las personas que sean capaces de percibirlos y comunicarse con ellos (…)”

(Extraído del Manual de Guías Espirituales y Fuerzas de la Naturaleza de David Topí – www.davidtopi.com)

¿Cómo hacerlo?
Uno de los primeros pasos es reconciliarse con los espacios y reconocer la presencia de los Guardianes del Espacio, ya que estar en armonía con estos Seres nos facilita estar en armonía con nuestra casa y con nuestra vida en general.

Busca un momento tranquilo, puedes cerrar los ojos o hacer una pequeña meditación y mentalmente pedirles perdón por no haber reconocido anteriormente su existencia, seguidamente darles las gracias por cuidar nuestro espacio y alrededores, y finalmente es recomendable decirles que a partir de ahora se les pide permiso para estar en ese espacio y por último y no por ello menos importante, darle las gracias por todo aquello que consideremos.

Encender incienso, comprar alguna planta, flores o mineral y ofrecérselos suele ser muy apropiado para este tipo de conexión, aunque sin duda alguna, lo más importante es la actitud de respeto hacia esos Seres que cuidan de la Madre Tierra y nuestros Espacios.